Cabo Touriñan Finisterre Islas Sisagras Playa de Las Catedrales San Andrés de Teixido
 

En las Rías Altas y en particular en la "Costa da Morte" encontraremos playas desiertas, ensenadas y acantilados. Los cabos, se adentran en un océano bravío y de aguas agitadas. Todo ello forma un paisaje inconfundible, seña de identidad de este lugar. El Cabo Fisterra es el más conocido de la Costa da Morte. Desde la Antigüedad el hombre ha considerado este lugar como el Finis Terrae, el fin del mundo, la puerta del Más Allá.


El Cabo Touriñán, en Muxía impresiona por la fiereza con la que el mar bate contra el acantilado. El Santuario de San Adrián, constituye un mirador natural sobre Malpica y las Islas Sisagras. En la Ría de Cedeira y al pie de la Serra Capelada, se cobija el santuario de San Andrés de Teixido que está sobre el acantilado más alto de Europa con sus 612 metros de caída vertical. La Villa de Ribadeo, ya en la marina lucense, destaca por su arquitectura civil y por la Playa de las Catedrales, conocida por este nombre debido a la apariencia de sus acantilados, arcos y cuevas .